Oh poderoso y justo San Marcos de León, tú que fuiste conocido como rey del desierto y predicaste ahí con solo el sol y la arena por testigo de tu fe.

Oración a San Marcos de León para Amansar al enemigo

Que amansaste a tus enemigos con seguridad y honradez, que en tus momentos más difíciles fuiste capaz de dar al dragón a beber.

Elevo a ti una plegaria en esta hora y este día clamando  tu protección espiritual contra aquellos enemigos que desean hacerme daño.

Aleja de mi toda fuerza maligna y persona dañina, has tu voluntad como un dragón, llévalos lejos y conviértelos para que regresen a mi como dóciles corderos permite que por mi sendero solo transiten los justos y buenos como tú.

Y has conocer a mis enemigos la humildad llena su corazón con ella, retira de mi sendero cualquier daño o persona que el maligno haya colocado para dañarme y aunque transite por senderos oscuros, con tu fuego sagrado ilumina mi camino y el de mis enemigos y llena mi vida de dicha y protección, amen Jesús amen.

Para acompañar esta oración debe hacerse antes de dormir y acompañarla con  3 padrenuestros, tres aves María y un credo. La primera semana hacerlo 3 días seguidos, y luego una vez por semana para continuar con su protección.

Debe pensar muy bien y visualizar todo aquello que considere en su vida como enemigos, y visualizar a San Marcos de León iluminando su camino para obtener mayor fuerza protectora, esto ayudara a que fluya más fácilmente su protección hacia nosotros y las bendiciones lluevan en nuestra vida.

Cuando hagamos peticiones de esta índole se recomienda ampliamente encender velas blancas como  retribución a la petición realizada, además esto creara un ambiente más espiritual facilitando la comunicación con nuestros santos protectores, así obtendremos su gracia y las peticiones serán oídas de manera más clara, y compartir esta oración con las personas conocidas. 

Toda petición a san marcos debe ser personal, humilde y justa, debe carecer de capricho, envidia y avaricia. Ya que estos pecados son mal vistos por este santo patrono.

Tampoco deben ser hechas por curiosidad deben estar llenas de sentimiento y de fe para que estas proclamas de auxilio y necesidad de protección lleguen a nosotros de la manera más adecuada.

Cada petición que hacemos es hecha con un fin, pero si el fin no es el indicado, o no somos específicos con nuestra petición, podrían presentarse malentendidos al momento de recibir la gracia divina.

Con lo cual podemos pensar que esto no funciona o es una pérdida de tiempo, debemos hacer énfasis en que las peticiones deben ser hechas con fe, concentración y determinación para así alcanzar la iluminación de la gracia divina y la protección.

Con lo cual facilitara grandemente nuestro transito por estos senderos desconocidos de la vida.

Valoracionn
5/5

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp