Oración inicial

Oh venerable y excelso patrono de lo perdido en este día oscuro clamo a tu auxilio para que logres favores ante Dios y ante el Divino niño que con tanta alegría cargas en brazos a favor mío, solemnemente me humillo y clamo ante ti por la solución de mis desventuras, esas que ocultan la luz a mis ojos, y llenan mi pecho de pena y angustia, clamo a ti santo milagroso, porque toda mi fe la he colocado en tu nombre.

Se acompaña la oración inicial con una frase distinta para cada día

Día 1: San Antonio  Bendito.

Recordado y admirado por su poder milagroso, convoco tu nombre para que me sea solucionado aquello que me desvela y me aqueja

Día 2:  Poderoso, San Antonio.

  Señor de lo perdido que con tu luz ilumines este y cada día mi mente mi alma y mi vida, y sea lleno mi corazón con tu gracia divina.

Día 3: Señor de  Padua.

En tus manos pongo y encomiendo mi vida para que la encamines y me hagas deshacerme de todo peso que posea mi alma y que no me deje entrar al camino inmaculado de la salvación

Día 4:  Altísimo benevolente.

Y venerable santo, ayúdame y socorre a mi familia en este momento tan lleno de penurias en el que nos encontramos y muestra ante nosotros las herramientas para lograr el éxito en nuestro cometido

Día 5: Benevolente y firme santo.

Cóbrenos con tu habito y llénanos de luz y bendición, guíanos por la senda de luz y amor, y míranos con ojos piadosos cuando estemos frente a Dios.

Día 6: San Antonio de Padua.

Pide por mí e intercede ante el supremo creador para que bañe mi cuerpo e ilumine mi alma con su bendito y milagroso fulgor para que en este momento de angustia y desdicha podamos alcanzar la luz

Día 7: Magnánimo señor.

De las cosas extraviadas, muéstrame como encontrar los instrumentos necesarios para que mi alma y mi cuerpo entren en equilibrio y así encontrar solución a los problemas que poseo en este momento

Día 8: San Antonio de Padua.

Bendito sea tu nombre ante Dios nuestro señor, ruego/ rogamos a ti en este día buscando protección y obtener favores tuyos ante Dios, llena nuestra vida con tu luz y muéstranos el camino correcto hasta Dios

Día 9: Bendito y admirado.

santo durante nueve días he pedido tu protección e iluminación, mas hoy agradezco tu atención me humillo y ofrezco mi alma como reverencia para alcanzar tu gracia divina y poder obtener tus favores en la más inmediata premura.

(La novena debe estar acompañada de 1 padre nuestro y 1 ave maría al iniciar y al finalizar durante los nueve días que dure.)

san Antonio de Padua
Valoracionn
5/5

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp