• Oh siervo venerable de Dios, que dedicaste tu vida entera a la obra de Dios en la tierra a ti que nunca tuviste distingo de raza, color o condición social para atender a un desamparado, clamo tu nombre con humildad.

 

  • Para que voltees a ver a esta alma llena de pesar, busco de tu consuelo y de tu regazo para recostarme y descansar de las penurias que aquejan mi alma dolida sin cesar, a ti que fuiste santo, que has visto los ojos misericordiosos de Dios para ti que no hay imposibles en la villa del señor.

 

  • Necesito de tu consuelo y de tu favor para que coloques sobre mi tus manos y me ayudes a solventar mi situación que realices para mí un milagro imposible y obtenga yo reposo en mi cuerpo y paz en mi corazón.

 

  • Que logre obtener tus favores acompañados de la bendición de Dios, que los ángeles intercedan mi nombre para yo obtener este favor y que pueda gozar de de los beneficios que entrega Dios en tu honor. Amen