Para obtener los favores del siervo de Dios es muy importante cumplir con un ritual, el cual ayudara en el favor de la petición.

Este ritual tiene como función principal acercarnos como discípulos solemnes de su obra y como fieles creyentes de sus milagros y de lo efectivo que suele ser realizar plegarias en su nombre. Para el siguiente ritual se necesita

  • Un vaso con agua
  • Recipientes simbólicos de la medicación que toma el paciente
  • 1 vela blanca
  • Una mota de algodón humedecida con alcohol
  • Flores blancas

Crear un ambiente místico y espiritual el cual las energías sean concentradas a favor de la petición que vamos a solicitar al Dr. José Gregorio Hernández para la sanación de un paciente.

Se debe colocar una silla frente al altar con una estampita, también se puede acompañar con un crucifijo  encender las velas blancas y colocar el vaso con el agua.

Colocar en el altar en un pequeño platito el algodón con el alcohol para ser consagrado en nombre del venerable Dr. José Gregorio Hernández.

El paciente debe sentarse en la silla frente al altar y se debe consagrar ante Dios el agua que el paciente ha de beber, y la mota de algodón humedecida con alcohol.

Todo esto como símbolo de sanación del enfermo por el médico, luego que se consagre ante Dios se recita con fe y devoción la siguiente oración:

Bendito y venerable Dr. José Gregorio Hernández, siervo y discípulo abnegado de Dios, recurro a ti en este día y en esta hora en busca de tu favor, que entregues para mí y para este paciente que entrego ante ti y que lleva por nombre (recite el nombre de la persona enferma) .

Para que obres para él la sanación de su cuerpo y el sosiego de su alma, que no lo aquejen mas las calamidades mundanas, y sirva a Dios a través de ti y siguiendo tus buenas obras sea digno de alcanzar el sueño eterno cuando nuestro padre lo invoque, que en este día obtenga sanidad, y pueda seguir con su misión en la tierra. Amen

Luego de rezar y consagrar nuevamente el algodón con alcohol y el vaso de agua, se debe dar a beber el agua el enfermo y frotar el algodón en sus manos y frente.