Bondadoso y sabio, mi amado divino niño de atocha, tú que en tu seno has acogido a aquellos que en prisión cumplen condena injustamente.

Recibe mis alabanzas y mi devoción las cuales te ofrezco desde lo más profundo de mi corazón, suplico tu ayuda con la ayuda de tres padrenuestros, un avemaría y un gloria.

Honrando tu memoria y la de tus fieles labores llevando consuelo a los afligidos, tu que eres el fruto del inmaculado vientre de tu amada madre, que por ti recorrió el escabroso camino desde Jerusalén hasta Belén.

Pido en nombre de tu padre en el cielo tu misericordia y piedad, concédeme la dicha de ver mis angustias calmadas, poderosísimo niño amado de atocha venerable invocación de Jesús agradezco escuches mis suplicas y ruego des solución pronta a lo que pretendo. Amen